Siempre he pensado, que a un político le sirve mucho más una crítica, que un elogio, incluso éste, cuando es excesivo, lo daña.

Pero López Obrador tiene otros datos.

El Presidente está empeñado en seguir una ruta de aprendiz de dictador, que le hace mucho daño, y enrarece el clima de estabilidad, que un político normal busca, para darle solidez a su gobierno.

Pero Manuel López tiene otros datos.

Llegó al gobierno con un resentimiento enfermizo contra los medios, porque no abrazaron su causa, para ser Presidente en 2006.

A los mexicanos nos va a costar, o nos está costando ya, el presunto fraude electoral de ese fatídico año y los medios de comunicación, son los primeros en pagar las fijaciones enfermizas de quien se siente, más que presidente, caudillo.

Cada que Manuel López pone en la mira a un comunicador incómodo, y abusa de su poder, para lograr su cese, la sociedad pierde.

Y aunque su ignorancia supina no le permita comprender, él también pierde.

Es larga la lista de líderes de opinión, que caen por presiones y sugerencia del hombre, que mal empezó su formación humana, provocando la muerte de su propio hermano y asesinando a sangre fría, a un compañero de béisbol.

El último comunicador que cayó bajo la piqueta de Palacio, fue el simpático y corrosivo crítico, Víctor Trujillo, Brozo.

Y es que se la debía al aprendiz de dictador, desde aquella mañana, en su programa de televisión, que tuvo la suerte de tener enfrente al delincuente René Bejarano, recibiendo maletas repletas de dinero, presuntamente para Andrés Manuel de manos del empresario Argentino, Carlos Ahumada, por concepto de moches, por las obras y compras, que le encargaba el gobierno del DF que encabezaba  AMLO.

Nunca, ni en los peores tiempos del priismo, la prensa había tenido un enemigo tan feroz como este gobernante.

Aparte de ser un hombre rencoroso y vengativo, Manuel López es un tipo sin formación cultural y académica, como lo demuestra el hecho, de cursar una carrera en 14 años, en lugar de los cinco, que sus compañeros hicieron.

Es muy mala señal la que envía López Obrador, como represor de la prensa.

*PERIODISTAS CENSURADOS EN EL GOBIERNO DE AMLO*

*Hasta el momento* 26/11/2019

1.- *Jorge Ramos*
Fue cesado del Universal

2.-  *Carlos Marín*
Tuvo que dejar la dirección de Milenio

3.-  *Carlos Loret de Mola*
Lo despidieron de Radio y después de Televisa

4.- *Ricardo Alemán*
Antes de la toma de protesta de AMLO fue despedido de Radio y televisión

5.- *Carlos Padilla*
Después de 17 años fue abrupta ente despedido del ABC Radio

6.- *Rubén Cortés*
Se despidió de ser director de la razón

7.- *Ricardo Gómez*
Fue despedido del Universal

8) *Sergio Sarmiento*
Se termina su relación con Grupo Radio Centro

9.- *Víctor Trujillo*
Mejor conocido como «brozo» se despdera esta semana de su programa «el mañanero».