Policías Estatales se quedan solos bajo fuego, ¿Y el C5?

«Todavía está respirando el compañero, por favor, envíalo (el apoyo) … No hay ninguna de B15 (policía de Guadalajara) ni nadie, maldito B15 no está aquí.

Aquí estoy yo, vi todo, ¡No es cierto! ¡Diles que ya lleguen!», se escucha la voz angustiada y entrecortada por el llanto del oficial que pedía ayuda por radio, mientras veía que su compañero Christian Águila Rodríguez moría.

“Apliquen al lugar indicado por favor, en breve” se escucha la voz de la cabina de comunicación en la radio frecuencia.

De acuerdo con las versiones de elementos de la Policía Estatal, sus compañeros realizaban una inspección de rutina a un vehículo, en el cruce de Hacienda Los Pozos y Hacienda Del Castillo, hasta ese punto llegaron al menos cuatro sujetos a bordo de una camioneta en color tinto, quienes realizaron varias detonaciones en contra de los oficiales desde la esquina, por lo que el personal operativo repelió la agresión.

Al repeler la agresión, uno de los policías murió y otro resultó herido. En la balacera, se informó que 2 personas más resultaron heridas.

El operativo que se implementó en la búsqueda de los agresores incluyó dos helicópteros y más de 50 patrullas. Logrando la detención de uno de los presuntos agresores, quien fue lesionado en el enfrentamiento y trasladado a un puesto de socorro, donde recibe atención médica.

Minutos después, otro sujeto fue asegurado y remitido ante el agente del Ministerio Público para ser investigado por su presunta relación con los hechos.

Además, aseguraron la camioneta tinta en la Calle 64 y Hacienda Platanar, donde presuntamente fue abandonada por los agresores.

El dato preocupante se da a conocer por algunos elementos de la Policía del Estado, quienes dicen que, desde el sistema de inteligencia, el C5, se reportó un enfrentamiento en la calle Los Pozos, al cruce con Candelaria, en El Salto. Después se reportó que el cruce era en Tonalá. Luego, otra vez, en El Salto. Según los elementos, ahí se perdieron minutos valiosos para la atención de los policías bajo fuego.

Una vez más el C5 muestra lo poco eficiente que es cuando se trata de intervenir contra la delincuencia organizada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *