PANDEMIA, VIOLENCIA INTRAFAMILIAR Y OTROS DATOS

El primer trimestre de 2020, en plena emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, fue el más violento para las mujeres en México desde el inicio de la estadística por género, en 2015, ya que, en dicho periodo, 964 mujeres fueron asesinadas en el país: 720 de los casos están clasificados como homicidios dolosos y 244 como feminicidio, según cifras de las fiscalías estatales, compiladas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Asimismo, según datos de la Unicef, durante la cuarentena obligada por la crisis sanitaria, las llamadas a refugios reportando violencia doméstica aumentaron entre el 60 % y el 80%, mientras que las solicitudes de asilo en estos espacios subieron un 30%.
Unicef también señaló el aumento de las llamadas de emergencia por abuso, acoso, violación, violencia de pareja o violencia familiar durante la cuarentena.

Estos datos contrastan, y fueron subestimados (para variar él siempre tiene “otros datos”) con los que en días pasados mencionó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al negar que durante la pandemia se haya agudizado la violencia contra las mujeres y asegurar que “el 90 %” de las llamadas de emergencia por maltrato son “falsas”.

“Se decía que iba a haber violencia intrafamiliar y no la hubo, en una encuesta reciente se manifestó que una de las cosas que celebraba la gente es que hubo un reencuentro familiar, una de las cosas buenas que nos deja este mal, esta pandemia”, sostuvo AMLO.
Para variar le tuco que entrar al quite la secretaria de gobernación, quien sostuvo que sí hay violencia en contra la mujer y que en días próximos dará una rueda de prensa para dar a conocer los datos.

La contradicción es una constante entre los discursos de López y los problemas que enfrentamos, ante ello, me surge la inquietud si realmente el presidente conoce a fondo la problemática económica y social del país, o fiel a su estilo, ante la premura por salir del paso, aplica la de “todo marcha bien”, antes de reconocer no tener información al respecto, más en este caso, donde las cifras de la realidad derrumban sus datos falaces. Hay que recordar que en diversas ocasiones AMLO ha minimizado el problema de violencia en contra de la mujer.

No es otra ocurrencia de “los conservadores” para “desestabilizar” su gobierno, es una lacerante realidad que en Palacio Nacional se siguen empeñando en minimizar a pesar de que organismos internacionales insisten en que las medidas tomadas hasta hoy son poco o nada efectivas. Esperemos que el 26 de mayo nos den a conocer datos reales y medidas contundentes para contrarrestarlo o como de costumbre, salir con “otros datos” y minimizar el problema ¿Usted a cuál le apuesta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *