CoDi es una plataforma que permite solicitar pagos, desarrollada por Banco de México, que posibilita la realización de operaciones de compraventa de bienes o de pago de servicios en segundos de una manera eficiente y segura. La operación es iniciada por el vendedor del bien o servicio a través de un mensaje de cobro, que el comprador recibe y acepta. El resultado de la aceptación del mensaje de cobro por parte del comprador es una trasferencia electrónica, interbancaria o mismo banco. Una vez que se completa la transferencia se notifica en tiempo real tanto al comprador como al vendedor. Lo anterior en un esquema 24×7, hasta por un monto de 8 mil pesos y sin pagar comisiones.

El envío de los mensajes de cobro a través de CoDi® se puede realizar de la siguiente manera:

    Ventas de mostrador. El vendedor genera un mensaje de cobro (representado a través de un código QR estático, QR dinámico o mensaje NFC) que el comprador recibe en su dispositivo móvil y, en su caso, acepta para su procesamiento.

    Operaciones en comercio electrónico. El vendedor envía a través de internet al dispositivo móvil del comprador un mensaje de cobro, y este, en su caso, lo acepta.

    Proveedores de servicios (mensajes de cobro recurrentes). El vendedor envía a través de internet de manera periódica mensajes de cobro al dispositivo móvil del comprador, y este, en su caso, lo acepta.

Beneficios de utilizar CoDi®

    Contar con un medio de pago seguro, rápido y eficiente: las transacciones serán realizadas en cuestión de segundos; sin restricción de horario, las 24 horas los 7 días de la semana.

    Disminución de riesgos: dado que las operaciones son explícitamente aceptadas por el comprador se evitan los contra cargos.

    Disposición de los recursos de manera inmediata: igual que las transacciones en efectivo.

    Una mayor inclusión financiera: al permitir que los comercios, por ejemplo, tu tiendita de la esquina, puedan aceptar pagos electrónicos sin costo. Por otro lado, permite ofrecer servicios financieros a la medida de cada persona.

    Fomenta la competencia: permite que nuevos proveedores servicios ofrezcan distintos medios de pago a los clientes.

    Contribuye a la transparencia: al ser pagos electrónicos se contribuye a la reducción de la corrupción.

¿Quiénes pueden participar?

Cualquier persona física o moral puede usar CoDi®. Por otro lado, algunas instituciones como los participantes del SPEI®, los comercios electrónicos, proveedores de servicios, son parte del ecosistema de CoDi® que permite extender los beneficios a un mayor número de personas.