Coalición gobernante paladea un resultado agridulce con avances y retrocesos en México

Coalición gobernante paladea un resultado agridulce con avances y retrocesos en México

El académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Daniel Vázquez dijo a Sputnik que «era un resultado esperado, considerando que en las elecciones presidenciales de 2018 y en las que sucederán en 2024, ocurren fenómenos en los cuales destaca mucho el liderazgo de los presidentes».

Luego de tres años de Gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados, el investigador señala dos fenómenos normales en términos de legitimidad: «que haya una menor participación como sucedió en estas elecciones legislativas y locales de medio sexenio; y que el partido gobernante muestre un desgaste, y salga con una votación menor».

El autor del libro «Elitismo, populismo y democracia», publicado por el Instituto Nacional Electoral (INE), explica que, en el marco de la pandemia y una desastrosa caída de casi 8,5% de la economía, «lo que tenemos es un referendúm, en el que el mandatario retrocede pero sobrevive».

«Se podría pensar que en un marco tan complicado se presentara una drástica caída del respaldo popular y no ha ocurrido así», contrasta el autor.

Tampoco hubo sobresaltos: «Se esperaba que cayera un poco la votación del oficialismo; pero que mantuviera la mayoría suficiente para legislar y aprobar el presupuesto», señaló.

Lo que ya no tendrá la bancada de Morena y socios es la mayoría calificada, que permite reformar la Constitución.

«Esos límites son una contención a decisiones que se veían venir, por ejemplo, la abolición de organismos autónomos», como el propio árbitro electoral.

Avance territorial y derrumbe en la capital

Lo sorprendente es la caída que tiene el oficialismo en la Ciudad de México, donde apenas obtuvo seis de las 16 alcaldías capitalinas en la megalópolis, que durante un cuarto de siglo ha sido territorio de las izquierdas.

No obstante, esos retrocesos los compensa con al menos una decenas de estados de los 15 en disputa, la tercera parte de las 32 entidades del país.

Luz María Cruz Parcero, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, opina que es un resultado bueno.

«Hay que considerar que en las elecciones intermedias siempre hay desgaste por los años de Gobierno; y la mayoría simple en la Cámara de Diputados obliga al presidente y su partido a negociar, para impulsar reformas constitucionales», dice la doctora en Ciencias Políticas.

La investigadora que desde 2017 es consejera electoral ciudadana en la junta de INE de la Ciudad de México afirma que ese organismo autónomo ciudadano, que estuvo bajo fuego del oficialismo, «se consolida como la institución de mayor confianza y capacidad para dar certeza en los resultados electorales del país».

López Obrador necesitó de aliados para impulsar reformas constitucionales en la primera mitad de sexenio.

Mandato: negociar

«Es interesante el mandato ciudadanía: le concede la mayoría a Morena y aliados; pero a la vez los obliga a sentarse a negociar y escuchar a otras fuerzas políticas», considera la especialista.

No es tan sencillo gobernar cambios profundos sin acuerdos: «es un mandato muy claro de la urnas», subraya Cruz Parcero.

Otro cambio de correlación de fuerzas nacionales ocurrió, pero es un éxito ganar una decena de 15 entidades federales en disputa, «cuando solo tenía uno» de esos estados antes de los comicios, recuerda la académica.

Observa que en la capital donde las fuerzas de López Obrador apenas logran seis de 16 alcaldías, resulta interesante la división de la población.

Quienes viven en alcaldías con buenos niveles de bienestar socioeconómico votaron por la oposición; y en las que padecen mayores índices de pobreza gobernará el oficialismo.

La factura que paga la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, «es más bien una factura de López Obrador y el derrumbe de un puente del metro con un tren, en mayo, ante un buen desempeño que tiene una fuerte evaluación», explica.

Enrique Cárdenas, quien encabeza el organismo ciudadano «Signos Vitales», dijo a Sputnik que las elecciones del 6 de junio «lograron contener un poco la hegemonía de Morena en el Congreso, pero la mayoría simple les permite cambiar leyes y mantener el presupuesto».

El también exrector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y doctor en Economía por la Universidad de Yale, explica que con la mayoría simple los partidarios del presidente «no pueden hacer cambios constitucionales».

La fuerza que tiene el bloque gobernante al ganar muchas gobiernos de los estados «es amplia».

El presidente «sigue teniendo la fuerza para seguir gobernando como una sola persona, y tendremos tres años más del gobierno de un solo hombre», puntualizó.

Con información de Sputnik

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *