Elementos de la Fiscalía del Estado cumplimentaron una orden de aprehensión en contra de un supuesto conductor de empresa de plataforma digital de transporte señalado de abusar sexualmente de una joven el pasado 26 de julio al salir de un bar de la colonia Providencia.

La captura de Alberto “N” se logró en calles de la colonia Colinas de Tonalá, en Tonalá, gracias a labores de inteligencia e investigación que realizaron los agentes para dar con el paradero del sujeto tras la denuncia que presentó la afectada.

De acuerdo a la carpeta de investigación que se inició aquel día, la víctima salió del establecimiento ubicado en avenida Américas, y solicitó el servicio de la empresa Uber, sin embargo cuando llegó el vehículo las placas no coincidían con las que se mostraban en la aplicación digital.

La afectada cuestionó la falta de coincidencia al conductor, quien se presume es Alberto “N”, pero éste le respondió que el software de la empresa no estaba actualizado, por lo que la afectada abordó el automotor.

En el camino la víctima notó que el mapa no se movía en la aplicación, por lo que decidió mandar su ubicación en tiempo real a su papá a través de Whatsapp, sin embargo, el sujeto le quitó el celular, detuvo la marcha del automotor y al intentar descender del mismo, ésta no pudo porque el vehículo tenía los seguros de menores activados.

El sujeto la obligó a que le entregara todas sus pertenencias y posteriormente abusó de ella, después anduvo conduciendo por calles de la colonia Providencia, luego se dirigió a la zona Centro de Guadalajara y luego condujo rumbo a la carretera a Chapala y en el retorno para tomar Lázaro Cárdenas, el conductor derrapó y golpeó el frente del carro que conducía.

La víctima como su agresor bajaron del automotor por lo que Alberto “N” escapó corriendo, mientras que la afectada pidió ayuda a los conductores que iban pasando por el lugar.

Una vez que se presentó la denuncia, se inició con la investigación y con los datos obtenidos del vehículo Versa que presuntamente conducía Alberto “N” se logró conocer su identidad, por lo que solicitó la orden de aprehensión que fue cumplimentada ayer.