Anoche en rueda de prensa, la Fiscalía de Jalisco anunció que habían capturado en Tesistán a Pedro Giovani «N», quien es señalado como responsable de la muerte de su pareja Alondra González, ocurrida el 10 de marzo de 2017.

Alondra y Pedro vivía en un departamento en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, tenía 20 años y unos días que había nacido su bebé.

La violencia constante que vivió de parte de su pareja hizo que Alondra decidiera interponer una denuncia por violencia, una semana antes de dar a luz.

Y ahí iniciaron precisamente los errores gubernamentales.

Al presentar su denuncia en la Fiscalía del Estado, la remitieron al Centro de Justicia para las Mujeres en Guadalajara.

El agente del ministerio público emitió una orden protección a favor de Alondra, pero, no se envió a las autoridades de su municipio: La policial de Tlajomulco.

El 10 de marzo de 2017, Alondra fue encontrada muerta en su departamento, su cuerpo mostraba signos de violencia.

La pareja de Alondra se encuentra en calidad de imputado desde el 16 de marzo de 2017, fecha también a partir de la cual Pedro Giovani se encontraba desaparecido, con una orden de aprehensión en su contra.

Los errores cometidos por el estado contra Alondra, llamó la atención de Amnistía Internacional, organización que ya se manifestó en Casa Jalisco para hablar de mecanismos de protección a las mujeres y exigió también resultados en la investigación del caso de Alondra.

Más de dos años después, el presunto asesino de Alondra será sometido a juicio.