Apoyo fiscal a cambio de agua: la solución de AMLO a la escasez en el norte México

Apoyo fiscal a cambio de agua: la solución de AMLO a la escasez en el norte México


El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreció beneficios fiscales a las empresas que cooperen para solucionar la crisis de agua que se vive en el estado de Nuevo León.

Ante el descontento social y la presión por llegar a una solución, el Gobierno de México plantea otorgar algunas ventajas a las compañías que prioricen el uso doméstico del agua por encima del uso industrial.

De esa manera, López Obrador desea encontrar un acuerdo a corto plazo para aliviar temporalmente la escasez de agua que se vive en el norte del país latinoamericano, un problema que ha generado largas colas en los supermercados o hasta «mercados negros» de agua potable.

«Siento que hace falta, lo digo de manera respetuosa, pues un acuerdo en Nuevo León, si es necesario nosotros ayudamos, porque se le debe dar preferencia al consumo doméstico», dijo el presidente de México durante su conferencia de prensa del 27 de junio.

«En una situación de emergencia se tiene que priorizar a la gente, no el agua para las empresas. Es un asunto de definir prioridades y también de buscar acuerdos, porque los empresarios ayudan, si se les hace un planteamiento», agregó el mandatario.

Las tensiones entre el sector privado y las autoridades han crecido en las últimas semanas debido a las acusaciones en contra de algunas empresas que gastan mucha más agua que barrios enteros, lo cual ha generado indignación entre las familias.

El 18 de junio, el Gobierno de México obligó a la cervecera Heineken a ceder el 33% del líquido concesionado para atender la crisis de abasto de agua en la ciudad de Monterrey, según el gobernador de Nuevo León, Samuel García.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) le recordó a Heineken, originaria de Países Bajos, que tiene concesionados seis millones de metros cúbicos de recursos hídricos al año, de los cuales sólo utilizan cuatro, por lo que deben ceder el porcentaje no utilizado al beneficio común.

Desde hace varias semanas, Monterrey —la segunda ciudad más industrializada y grande de México, después de la Ciudad de México— ha enfrentado una crisis por la escasez de agua sin precedentes. Colonias enteras no cuentan con el líquido o, si lo tienen, sólo es por un intervalo limitado, de cuatro a nueve de la mañana. La situación llegó al punto de que también se reporta el desabasto de agua embotellada.

Zacatecas es otro de los estados que enfrenta este problema. En los últimos cinco años, se secó el 12% de los 77 pozos con los que se abastece a la población de esta entidad de la zona del Bajío. El desabasto ha afectado a más de 400.000 personas, según David Octavio García Flores, titular de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (Jiapaz).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *